Cuidado de prenda

Si quieres lavar tu mochila de lona lo mejor es con un cepillo con un poco de agua tibia y jabón de ropa, evitando las piezas de cuero y hierro.
Si quieres lavar tu mochila de piel, lo mejor es llevarla a un especialista. En las tiendas de complementos para la piel puedes encontrar sprays protectores, que te ayudarán a cuidar y mantener mejor la mochila.